Así funciona el Imperio USA

Lo estás viendo, está pasando ¿en España?

John Perkins fue economista jefe de una empresa de consultoría internacional importante, Chas. T. Main, y realizó funciones de “ganster económico” internacional, según su propia confesión en el libro Confesiones de un gánster económico, sorprendente denuncia de la corrupción internacional. En Historia secreta del imperio americano se detallan las operaciones clandestinas que creó el primer imperio verdaderamente mundial. Hoodwinked es un proyecto para una nueva forma de la economía global. Trabajó directamente con los jefes de Estado y presidentes de grandes empresas. Sus libros sobre economía política y geo-estrategia han vendido más de 1 millón de copias, ha pasado varios meses en las listas del  New York Times y otras listas de libros más vendidos, y se publican en más de 30 idiomas.

Anuncios

El síndrome de Diógenes

“Dos décadas de buenas palabras y de discursos a favor del medio ambiente no han evitado que los principales parámetros para medir la sostenibilidad de la actividad humana hayan empeorado. El objetivo de contener el calentamiento en dos grados para final de siglo se aleja; los océanos son cada vez más ácidos; la biodiversidad desaparece a un ritmo desconocido desde la extinción de los dinosaurios y la deforestación está alcanzando tales cotas que supondrá un coste para la economía mundial superior a las pérdidas derivadas de la crisis financiera de 2008. Así lo constata el informe GEO-5, elaborado por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) como previa a la cumbre de Río+20 que se celebrará en Brasil dos décadas después de la primera cumbre de la Tierra. De 90 objetivos solo hay avances significativos en cuatro. La ONU recomienda a los Gobiernos que, entre otras cosas, acaben con las subvenciones a los combustibles fósiles.

“Los cambios que actualmente se observan en el sistema Tierra no tienen precedentes en la historia de la Humanidad”, arranca el documento, en el que han colaborado unos 600 expertos: “Los esfuerzos por reducir su velocidad o su magnitud han dado resultados moderados pero no han conseguido revertir los cambios ambientales adversos”.

El informe —que alerta de que esas alteraciones de los ecosistemas no son lineales y que llegados a un punto pueden ser abruptos e irreversibles— puede agitar algo la cumbre de Río, que se presenta con un perfil bajo, menor que la de Johanesburgo en 2002 o la primera, en Río en 1992.

  • Atmósfera. El Pnuma señala que el Protocolo de Montreal ha logrado reducir la emisión de sustancias que dañaban la capa de ozono. Suscrito en la ciudad canadiense en 1997, es el ejemplo de cooperación internacional para superar un problema ambiental global. Tanto, que desde “1994 han mejorado en un 31% los indicadores relativos a las sustancias que agotan el ozono en latitudes medias y previsiblemente se han evitado unos 22 millones de casos de cataratas en personas nacidas entre 1985 y 2100 en Estados Unidos, sin contar otros países”. Sin embargo, las conversaciones dentro de la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático siguen estancadas o, en el mejor de los casos, avanzan a un ritmo lentísimo. Así, el objetivo de limitar el calentamiento a dos grados centígrados (pactado en la cumbre de Copenhague en 2009) se aleja. Debido a la quema de combustibles fósiles iniciada con la revolución industrial, la concentración de CO2 en la atmósfera es la mayor en 850.000 años (ya roza las 400 partes por millón). Ese CO2 retiene parte del calor que emite la Tierra y calienta el planeta. El IPCC considera que para eso habría que limitar la concentración en 450 partes por millón. El Pnuma cree preciso eliminar subsidios perversos o perjudiciales para el medio ambiente, especialmente a los combustibles fósiles; impuestos a las emisiones de carbono; incentivos forestales para la captura de carbono. Según la Agencia Internacional de la Energía, la subvención a energía fósil en el mundo es cinco veces mayor que la de renovables.
  • Uso del suelo y deforestación. El informe señala que “el ritmo al que se pierden los bosques, especialmente en los trópicos, sigue siendo alarmantemente elevado” y lo atribuye a que “el crecimiento económico ha tenido lugar a expensas de los recursos naturales y los ecosistemas; debido a los incentivos perjudiciales, es probable que solo la deforestación y la degradación de los bosques supongan un costo para la economía mundial, incluso, superior a las pérdidas derivadas de la crisis financiera de 2008”.
  • Agua dulce. El acceso al agua potable es una de las pocas buenas noticias. En 1990, la ONU fijó el reto de reducir a la mitad antes de 2015 el número de personas sin acceso al agua potable. El objetivo está a punto de ser conseguido (si no lo ha sido ya), pero el Pnuma señala que no se alcanza el del saneamiento, ya que aún hay 2.600 millones de personas sin acceso a la depuración de aguas. El 80% de la población vive en zonas amenazadas por la seguridad de suministro de agua.
  • Océanos. Las señales de degradación del mar no cesan. “El número de zonas costeras eutróficas (con proliferación de microorganismos por la contaminación) ha aumentado considerablemente desde 1990: al menos 415 zonas costeras han dado signos de una eutrofización grave y, de ellas, solo 13 se están recuperando”. Además de la contaminación, “la absorción excesiva de CO2 de la atmósfera está provocando la acidificación de los océanos, que se cierne como una gran amenaza para las comunidades de arrecifes de coral y los mariscos”.
  • Biodiversidad. El mundo vive la llamada “sexta extinción” de las especies, ya que la biodiversidad desaparece a un ritmo desconocido desde la desaparición de los dinosaurios. El Pnuma alerta de que “hasta dos tercios de las especies en algunos taxones están amenazadas de extinción; las poblaciones de especies están en declive, desde 1970, las poblaciones de vertebrados han disminuido en un 30%; y desde 1970 la conversión y la degradación han provocado una reducción del 20% en algunos de los hábitats naturales”. “El cambio climático”, añade, “tendrá repercusiones profundas en la biodiversidad”. El Pnuma cita un índice creado por WWF, el del Planeta Vivo, que analiza los cambios en el tamaño de 7.953 poblaciones de 2.544 especies de pájaros, mamíferos, anfibios, reptiles y peces de todo el planeta, que bajó un 20% entre 1970 y 2007 y recomienda aplicar “instrumentos de mercado para los servicios de los ecosistemas, incluidos pagos por servicios ecosistémicos”.

Publicado en El País

El Gobierno español blanquea dinero negro


En el B.O.E. de ayer, día 4 de junio de 2012, y en la Orden HAP/1182/2012, de 31 de mayo, del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, se dice que, entre los bienes y derechos que pueden ser regularizados fiscalmente -aquellos que han sido ocultados antes  y que ahora pueden aflorar abonando el 10 % de su valor a Hacienda-, se encuentra  el “dinero en efectivo”. Al contrario que los demás bienes o derechos, no es necesario probar ni su propiedad ni su fecha de adquisión, basta con la “manifestación” de su poseedor sobre estos dos extremos. Es decir, que cualquier tratante de blancas,  de armas, de seres humanos, de drogas; o cualquier otro delincuente (incluido políticos y empresarios) que tengan dinero negro, puede blanquearlo en la ventanilla más cercana de la Agencia Tributario por un  10 % de su valor. Si la acción es indignante, el porcentaje que se cobra por este servicio podría constituir competencia desleal con el de los paraísos fiscales.

(pincha en las imágenes para aumentar su tamaño)

Esto se asemeja mucho a las conductas previstas en el  Código Penal Español como delito de Blanqueo de Capitales

 

El malo del banco….siempre está a la derecha

Parece que el “mudo” empieza a hablar. No me extraña que se callara. Ahora lo cuenta, pero, por  supuesto, no a nosotros, que igual no lo entendíamos, sino a los que realmente manda. Esta crisis va a demostrar la falacia en la que vivíamos tras la segunda guerra mundial: el estado del bienestar fue un invento para evitar que Europa se fuera al este. Ahora que el este no exite, que es tierra conquistada, vamos a deciros, curritos, de qué va la historia: yo gano, tú, pierdes.

Y si no te lo crees, aquí te lo cuenta un delegado de Tressis

Mira, más claro: ellos no pierden nunca, tú pierdes siempre. Pierdes porque compraste una casa sin tener dinero, y ellos te ofrecieron el dinero con todas las facilidades del mundo. Cuando a ellos les falta el dinero, te lo piden a ti, que, claro, no lo tienes. Entonces el Estado, nosotros, se endeuda para que ellos puedan seguir trabajando. Pero ¿y tú?. A ver si vamos entendiendo que “nosotros” no somos “todo”, y que “ellos” sí son “todo”, o de eso te quieren convencer: si les va bien ¡a todos nos irá bien! ¿Te lo crees? Pues si te lo crees ¡bienvenido a la próxima crisis!

Esta es la cara de “los mercados”

A este capullo hay que agradecerle la sinceridad. De paso, nos podías dar tu dirección para echarte en cara lo que están haciendo con el mundo tú y la panda de degenerados a la que perteneces y que no tienen más aliciente para vivir que ganar dinero. ¿Tanto te aburres? ¿Es que solo se te pone con los billetes del monopoly? Y cuando acabéis con el planeta ¿dónde lo vas a gastar, cretino?¿Y el paro, el hambre, los recortes sociales, los desahucios, la gente que va a morir? ¡Qué digo tu casa! Para cogerte en un callejón oscuro y enseñarte cómo nos “pone” a algunos la recesión. Pero sin acritud, con la misma jovialidad y locuacidad con la que nos hablas tú, pedazo de cabrón.