La CIA y el tráfico de drogas.

Unos videos

Si pulsas en CC, se subtitula en inglés el video.

Una novela

SEIS DE LOS GRANDES.

Aunque en la reseña de la obra no se dice, una de las tramas que desarrolla Ellroy es cómo la CIA introdujo la heroína en los barrios negros de las ciudadaes de USA para aplacar la insurgencia civil, por puro racismo y por dinero.

Y una película

PANTERAS NEGRAS, TODO EL PODER PARA EL PUEBLO

En el enlace anterior, que está colocado como reseña de la película, tampoco se dice que la introducción de la heroína en los barrios negros fue el factor determinante para acabar con el movimiento, de cuya decadencia se apunta más a factores internos -escisiones- que a la pérdida de apoyo popular por la “somatización” a la que fue sometida la ciudadanía –soma era el nombre que Aldoux Houxley le dio a la droga que permitía controlar a la población en Un Mundo Feliz. Y es aún más extraño porque era el último y extremo plan que tenía el FBI para controlar la insurgencia negra y en el film queda meridianamente claro.

Anuncios

¿Es Facebook un experimento de la CIA?

¿Es Facebook un experimento de espionaje y control social de la CIA? Eso dijo hace algunos años Tom Hodgkinson en un artículo en The Guardian que pasó inadvertido. Al margen de la confianza que tengamos en el diario The Guardian  o en lo convincente de los argumentos del reportaje -para mi, aceptables ambos-  veámoslo desde el punto de vista de quienes ridiculizan cualquier visión que sea más amplia que la comumente aceptada

Pensemos en el KGB, la Stasi o en el servicio de espionaje de Corea del Norte -cuyo nombre ignoro- como  ejemplos de servicios secretos de estados calificados como totalitariosy que, por lo tanto, estuvieron o están interesados en controlar hasta el más pequeño e íntimo  aspecto de la vida privada de sus ciudadanos. Creo que todos coincidiremos en afirmar que  tendrían el máximo interés en una herramienta por la que sus usuarios les revelan:

  • su imagen, dirección, email o número de teléfono, entre otros;
  • quienes son sus familiares y amigos, paquete en el que pueden ir incluídos  sus direcciones, emails, teléfonos o fotos;
  • qué piensan sobre cualquier tema o suceso de actualidad, cuando no qué piensan sin más  sobre cualquier cosa que se les pase por la cabeza;
  • cuáles son sus ideas políticas, filosóficas  o religiosas, cuál su tendencia sexual, cuál es su equipo deportivo favorito y, en general, qué gustos o  aficiones tienen sobre cualquier cosa, interese o no;
  • por quién beben a sorbo los vientos de cupido;
  • cuándo, dónde y con quién piensan acudir para apoyar todas  aquellas acciones o eventos que se relacionen con lo anterior o, simplemente, dónde y con quien van a estar tal día, a tal hora;
  • cualquier otra opinión, gusto, afición, tendencia, acción o suceso  sobre la que se le ocurra preguntar a quien tenga interés en saber la opinión de la población sobre cualquier gusto, afición, endencia, acción o suceso presente, pasado o futuro -sí, futuro es que vaya a ocurrir-.

¿Mola, no? Y sin pinchar teléfonos, abrir cartas, doblegar voluntades, pagar confidentes, extorsionar vecinos o compañeros de trabajo, gastar en costosos sistemas de interceptación telemática….Nada de eso. Todo esto gratis y, dato impagable, voluntario. Los brutales, zafios y poco presentables métodos de las dictaduras totalitarias han dado paso a, en el lógico desarrollo del sistema capitalista que actualmente nos gobierna, digo, regula nuestra economía, una subcontrata de servicios a, atención al dato, el propio interesado. Tú me vas a contar a mi todo lo que quiero saber de ti y vas a estar contento de hacerlo.  Haber conseguido esto de la población es, simplemente, admirable.

Habrá quien diga que, hombre, espiar a sus ciudadanos es propio de sistemas totalitarios, pero los USA no lo lo hacen porque no son sólo la primera democracia del mundo sino el paradigma democrático que cualquier país debe imitar. En plata, que tanto el FBI como la NSA, la CIA y el sin fin de agencias gubernamentales que se ocupan de la  seguridad y  el espionaje lo hacen pensando en la seguridad y bienestar de John -o Johna-  Smith, ciudadan@ modélic@ que paga sus impuestos. Pero  -y  esto lo digo sólo para el que no esté recogiendo el maxilar inferior del suelo de la risa que le provoca leer lo que acabo de decir-  ¿y si no fuera así? ¿Cuál sería la conclusión?

Veamos qué pasa con los datos que envías a facebook.

Por si a alguien le parece que el video exagera, aquí os dejo una referencia a una denuncia que la asociación de consumidores FACUA ha puesto ante la Agencia de Protección de Datos sobre “filtraciones” de datos personales en Facebook. En ella se hace eco de un reportaje publicado en el Wall Street Journal, diario que, como todos sabemos, es de marcada tendencia izquierdista y alterglobalizadora.

Denuncia de FACU

Para compensar, dejo información de otra fuente de tendencia política diferente
Desde cualquier medio de comunicación, público o privado, se ha hecho referencia durante este tiempo a caralibro  hasta el punto de que, hoy en día, si eres un ciudadano de internet,  no tener una cuenta en esta red es casi cómo ser un paria. Hay servicios en los que la dichosa cuenta se te sugiere como llave de entrada. Por no hablar de la facilidad que todos los programas, sean de la compañía que sean, te ofrecen  para “compartir” en caralibro -¿por qué le habrán puesto este nombre,  querran que dejemos de leer libros?-. Total, que me he hecho de facebook, pero con dignidad.