Esta es la cara de “los mercados”

A este capullo hay que agradecerle la sinceridad. De paso, nos podías dar tu dirección para echarte en cara lo que están haciendo con el mundo tú y la panda de degenerados a la que perteneces y que no tienen más aliciente para vivir que ganar dinero. ¿Tanto te aburres? ¿Es que solo se te pone con los billetes del monopoly? Y cuando acabéis con el planeta ¿dónde lo vas a gastar, cretino?¿Y el paro, el hambre, los recortes sociales, los desahucios, la gente que va a morir? ¡Qué digo tu casa! Para cogerte en un callejón oscuro y enseñarte cómo nos “pone” a algunos la recesión. Pero sin acritud, con la misma jovialidad y locuacidad con la que nos hablas tú, pedazo de cabrón.

Composición sociológica del movimiento 15/M

El Roto_A la puta calle

“Dos meses después de que los ciudadanos se echasen a la calle para denunciar la actitud de políticos y banqueros, el espíritu de los indignados sigue vivo. Y sus protagonistas han concretado sus preocupaciones, si bien aún falta una clara priorización en sus objetivos. Así se desprende de un estudio cualitativo realizado por el Laboratorio de la Fundación Alternativas sobre el Movimiento 15-M, que publicará próximamente y al que ha tenido acceso Público.
La primera radiografía de los indignados -obtenida a partir de entrevistas personales, grupos de discusión y 250 cuestionarios administrados a quienes participaron en la protesta de Salamanca entre el 26 y el 30 de mayo- muestra que son “jóvenes, pero no adolescentes”; que aunque son percibidos como apolíticos, tienen en realidad “una tendencia política definida” claramente de “izquierdas”; que sus denuncias no sólo son contra el poder político o financiero, sino también contra el mediático; y que la fuerza que impulsan no es rupturista, sino reformista.
El documento Movimiento 15-M: ¿quiénes son y qué reivindican?, realizado por los investigadores Kerman Calvo, Teresa Gómez-Pastrana y Luis Mena, trata de poner negro sobre blanco qué objetivos persiguen y cuál es su perfil.

Objetivo. Más reforma que ruptura

Ante el debate de si los indignados pretenden romper con el sistema o reformarlo, el estudio muestra que para una amplia mayoría de los participantes el objetivo es mejorar la calidad de la democracia. Un 62% de los consultados advierte que la movilización ciudadana de los últimos meses pretende una evolución del sistema actual, frente a un 38% que responde que supone una ruptura.
La gran mayoría tiene entre 19 y 30 años y estudios universitarios
Con cierto grado de sorpresa, los autores del informe resaltan que estos porcentajes sólo varían ligeramente en función del compromiso con el movimiento. “Aquellos que más participan y que son más de izquierdas, no piensan necesariamente que el movimiento esté buscando la ruptura”, apuntan. Así, el 57% de los más activistas piensan que el 15-M busca una reforma, cifra que asciende al 64% entre quienes no se implicaron en las comisiones creadas en las acampadas.
Pero ¿qué quieren arreglar? A la percepción inicial de que censuran el papel de políticos y banqueros (“no somos mercancías” en sus manos, rezaba el lema de Democracia Real Ya), hay que suman un tercer estamento contra el que se rebelan: los medios de comunicación. Estos también son causa de indignación, señala el estudio. De hecho, el quinto objetivo más importante por el que luchar, según los encuestados, y al que otorgan una valoración media de 8,72 sobre 10, es “que los medios sean imparciales”.

Los retos.La lista negra a corregir

Por delante de los medios, no obstante, aparecen otros grandes retos del movimiento. Los principales objetivos que persiguen sus integrantes tienen un carácter general, como la lucha contra la corrupción, que obtiene una nota de 9,16. Pero también formal, como la petición de reformar la Ley Electoral, que, con un 9, ocupa el segundo lugar entre los retos más valorados. Le siguen limitar el poder de los mercados financieros, con un 8,86, y transformar la democracia, con un 8,83.
La lucha contra la corrupción es el primer objetivo que persiguen
Entre los detonantes que llevaron a los ciudadanos a expresar su indignación participando en la manifestación del 15-M, sobresalen el enfado por la corrupción, que es resaltado por el 56,3%; el malestar con la actuación de los bancos, elegido por el 55,3%; la manipulación de los medios de comunicación, opción seleccionada por el 52%; y las injusticias del sistema electoral, señaladas por el 45,6%.
El estudio realizado en Salamanca pone de relieve que, entre las personas que participaron activamente en las acampadas, “el enfado con los bancos” fue una razón particularmente importante para asistir a la manifestación; en cambio, entre aquellas que no participaron en las comisiones creadas en las acampadas, la corrupción o las injusticias del sistema electoral son problemas de mayor peso.

El perfil.Así son los movilizados

Los datos recogidos por Calvo, Gómez-Pastrana y Mena les llevan a diferenciar claramente entre la marcha del 15-M y la movilización posterior. Entre otros motivos, porque las acampadas y las asambleas recibieron más apoyo social que la propia manifestación, la chispa con la que prendió la protesta. Un 43% de los encuestados afirmó haber asistido a la marcha, mientras que un 54% acudió a las acampadas y un 71% participó en alguna asamblea sin acampar.
“Este es un movimiento social joven, pero no adolescente”, enfatiza el informe de la Fundación Alternativas, que asegura que, en la muestra recogida, hay una “abultada presencia” de jóvenes entre 19 y 30 años, que cursan o han cursado estudios universitarios. Además de formados, los indignados se caracterizan por manejar a la perfección las nuevas tecnologías. Son “nativos digitales”, afirma el documento. De hecho, un 65,3% de ellos, se enteró de la manifestación por Facebook o Tuenti, un 17,8% por alguna web y un 9,9% por Twitter.
El 64 % participa en las movilizaciones para lograr una reforma del sistema
El estudio también desmonta la teoría de que el 15-M es un movimiento apolítico, la percepción más extendida entre los españoles. Los autores sostienen que esa imagen “es equivocada”. Tras la investigación realizada, concluyen que “las identidades ideológicas están bien definidas hacia la izquierda”. En concreto, en la escala ideológica de izquierda y derecha (siendo 1 extrema izquierda y 10 extrema derecha), los militantes del movimiento se sitúan en el 2,84. La media ideológica de los españoles, según el CIS, era de 4,56 en marzo de 2008.
El grado de compromiso de los participantes con el 15-M también influye en la balanza ideológica. Cuanto mayor es la participación más se escora a la izquierda y viceversa. Así, entre aquellos que participan en las comisiones la media se desplaza al 2,58 y entre los “participantes ocasionales” el movimiento en dirección contraria alcanza el 3,0.

El futuro.Porque sigue vigente

Con la regeneración de la democracia en el horizonte y aunque se han desmontado los campamentos en las plazas de España, la movilización sigue activa. La llama de la primera marcha no se ha apagado, entre otras razones, por la idea de “ocupación del espacio público”, que motiva la participación en el movimiento. Sin embargo, la continuidad del 15-M también se explica como reacción a la “tergiversación de los medios de comunicación conservadores”.
Por otro lado, el informe pone de relieve que “se participa más en un movimiento social si se percibe un beneficio”. Y, en el caso del 15-M, se aprecian varios. El más claro es que ofrece la posibilidad de expresar su indignación a los ciudadanos. Los consultados lo valoran con un 8,6. Pero también en el apartado de ventajas figura el aprendizaje sobre las injusticias del sistema y la capacidad de consensuar. Ambos obtienen un notable alto.”

Editado en diario Público el 17.07.11

Fuente: lluvia.

Quién se beneficia de los ataques al euro

Pincha aquí para saber qué bancos y de qué forman se enriquecen con el ataque al euro.

Pero entonces estas entidades que juegan con fuego son rescatadas con fondos públicos, de manera que no pierden nunca. Salvo que sean islandesas, claro, que por pertenecer a un país volcánico parece que a sus habitantes el fuego no les asusta y las han dejado caer en las profundidades de los geiseres para que sigan jugando con humo. Quienes sí perdemos, y mucho, somos el resto cuando accedemos al chantaje de “danos tú dinero o me muero”. Pues muérete antes de matarme. Y todo esto pensando que es solo la avaricia lo que les mueve a estas operaciones de ingeniería financiera que tan pingües beneficios dan a unos y tanto sufrimiento producen en otros. Porque algunos creen que esta crisis forma parte de un entramado más amplio que tiene por misión empobrecer a la mayoría. Es solo un análisis maltusiano: somos demasiados en el planeta para los recursos de que dispone, y como ya no son posibles, por el avance moral de la Humanidad,  guerras atroces ni, por el avance material, pandemias que equilibren la relación población/recursos de la Tierra, vamos a procurar que gasten menos. Si bien se mira, tiene algo de ecologista la propuesta.  La objeción es que está diseñada para que nosotros seamos cada vez más pobres y ellos, por el contrario, cada vez más ricos. Inmensamente ricos.  Ya lo dijo un filósofo economista del siglo XIX: el dinero, cada vez en menos manos.

Sea como fuere, el caso es:  ¿alguien duda de que nos hemos empobrecido desde 2007?

Es curioso, los mismos actores, el mismo mecanismo que originó la crisis de 2008…

Fuente: lluvia y manantial.

Cómo se ataca la economía euro

“El mercado se ceba ahora con Italia y pone al euro al borde del abismo.

¿Quién sale ganando con los ataques a los países del euro?

Los fondos de inversión, especuladores profesionales, sobre todo de Estados Unidos y de Reino Unido. Llevan más de un año metiendo presión a los países de la zona del euro y ya han conseguido que caigan Grecia, Irlanda y Portugal. Tienen a España en el foco, pero ahora han canalizado sus ataques hacia Italia porque la ven más débil. Con una deuda del 119% de su riqueza nacional, medida por el PIB, harían falta 1,84 billones para cubrirla, casi dos veces el PIB de España.

¿Qué instrumentos emplean los fondos para especular?

Uno de los principales son los seguros contra el impago de deuda o los ‘credit default swap’ (CDS). En realidad, son instrumentos de ingeniería financiera empleados, sobre todo, por fondos, bancos y aseguradoras, según un informe reciente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores. En teoría, al comprar un CDS se adquiere la cobertura contra el impago de, por ejemplo, la deuda de un país, pero la paradoja es que no hace falta tener esos títulos de deuda en cuestión para hacerse con los CDS. Es como comprar un seguro del hogar pero para la casa de otro. Al final, los compradores de esos seguros se dedican a especular con ellos.

¿Cómo hacen que la deuda de los países se encarezca cada vez más?

Fondos, bancos y aseguradoras juegan con los CDS sobre la deuda de un país atesorándolos y haciendo subir su precio. Consiguen así que crezca la percepción del riesgo de que ese país en cuestión pueda dejar de pagar los intereses de su deuda y, por ello, tiene que ofrecer cada vez más rentabilidad por sus bonos (títulos de deuda) para convencer a los inversores de que los compren. El problema es que la rentabilidad del bono no puede subir sin límite porque no es sufragable para ningún país.

¿Quién controla el mercado de los seguros de impago?

Este mercado lo crearon un grupo de unos ocho grandes bancos, la mayoría estadounidenses, como Citi, Bank of America, JP Morgan, Goldman Sachs, y otros europeos, como Deutsche Bank y UBS. Estas entidades son intermediarios: ponen en contacto al comprador y al vendedor de los CDS y cobran una comisión. Cuanto más se mueva el mercado de CDS, más cobran. Además, también ellos compran y venden CDS. El problema es que en Europa es un mercado ‘over the counter’ (OTC), es decir, que las operaciones no tienen ninguna transparencia. Sólo las conocen las partes. Como ejemplo de que es un mercado que mueven unos pocos, una encuesta de la agencia de rating Fitch en 2009 señalaba que cinco bancos, fondos o aseguradoras coparon el 95% de todos los CDS comprados y vendidos.

¿Qué pasa si Grecia quiebra?

Los principales afectados serían los bancos que han comprado deuda griega, sobre todo, alemanes y franceses. No cobrar esa deuda les crea un agujero para el que los gobiernos nacionales y la UE tendrían que tener solución, algo que hoy no sucede. ¿Qué papel juegan los CDS, que habrían contribuido a la quiebra? Algunos expertos aseguran que los CDS constituyen una cadena en la que se van transfiriendo los riesgos a terceros y que es difícil pedir responsabilidades. Otros apuntan que el vendedor de un CDS sí tiene que afrontar un impago y abonar la parte asegurada. En última instancia, podría pasar como con la caída de Lehman Brothers en EEUU, cuyos CDS estaban garantizados, sobre todo, por la aseguradora AIG, que tuvo que ser rescatada con el dinero de los contribuyentes.”

Editado en diario Público el día 12.07.11
Fuente: lluvia

Entradas relacionadas

Inside Jobs

“Inside Jobs”, película galardonada con el Oscar al Mejor Documental del 2010, es una implacable denuncia de las causas y los agentes responsables de la crisis que padecemos. El director,Charles Ferguson-también multimillonario-consigue por momentos acorralar a estos  avariciosos delincuentes en las entrevistas. Un triste consuelo verlos ante el entrevistador tartamudeando, nerviosos o pidiendo que se corte la grabación, y no donde se merecen: en un tribunal de justicia. Porque no solo nadie ha sido procesado sino que algunos pasaron directamente a formar parte del primer gobierno  del presidente de los USA que durante la campaña electoral prometió que iba a poner coto a Wall Street:Obama. Altamente recomendable.

 

Ficha Técnica y sinopsis

Una reseña sobre el documental

Un libro: Sunset Park.